¿Qué estresa a nuestros perros?

Cuando tenemos niveles de estrés elevados comienzan los problemas de comportamiento, y por ello, es muy importante mantener a nuestros peludos sin él.

¿Qué estresa a nuestros perros?

  • Necesidades básicas. para tener un perro es primordial ser responsable y para ello debemos proporcionarles las necesidades básicas que necesitan correctamente. Con esto nos referimos a la alimentación, descanso correcto, paseos,etc. Si no tenemos esto que es la base, tenemos estrés en nuestro peludo ya que no tiene lo que necesita.

 

  • Movimientos rápidos. Nuestros perros se activan muchísimo con nuestros movimientos. Siempre vamos corriendo a todos lados, nos ponemos nerviosos por nada y nos movemos de forma brusca. Esto estresa a nuestros peludos al creer que ocurre algo. Ellos necesitan tranquilidad…¿Por qué no se la damos?

 

  • Nuestros cambios en el estado de ánimo. Al igual que los movimientos bruscos, nuestras discusiones también los estresan. Tenemos que llevar una vida tranquila o un ritmo bajo para que nuestro perro se sienta agusto. Una de las cosas más importante en la vida es la energía que ponemos al hacer las cosas.

 

  • El uso de castigos y correcciones. Esto solo da lugar a miedo y malestar en ellos. Con estos términos tenemos un aumento de estrés, cosa que no nos beneficia en nada. ¿De verdad queremos que nuestros perros nos tengan miedo? .

 

  • No comunicarnos correctamente con ellos. Para ello debemos informarnos de cómo se comunican y qué lenguaje utilizan.

 

  • Exceso de atención y exceso de caricias

 

  • El juego. Si jugamos con ellos de manera que los excitamos demasiado vamos a tener un aumento en el estrés y esto puede traer conductas que no queremos que aparezcan. ¡El juego siempre debe de estar bien gestionado!

 

  • El ejercicio. Es malo mucho ejercicio y es malo poco ejercicio. Hay que saber adaptarse a cada etapa de vida de cada perro para darle el ejercicio que necesita. Mucho ejercicio nos dará lugar a perros más excitados y aumentaremos su estrés.

¡Acordaros de lo importante que es no estresar a nuestros perros!

¡Lo más importante es tener perros felices!

ICANPET

Tuspasosseransushuellas@gmail.com

animal-1838449_960_720

El efecto pigmalión visto desde nuestros ojos

Buenos días,

En este post de hoy quiero hacer una pequeña referencia al llamado ” efecto pigmalión ” que sufre el mundo actual.

Con este nombre de ” Efecto pigmalión” sólo quiero hacer referencia a ” si crees que va a pasar algo, pasará”. Y es que todo está relacionado con nuestras emociones y sensaciones.

Por ejemplo, si creo que voy a suspender un exámen de matemáticas, seguramente suspenderé. pero y si…¿cambiamos el entorno para que eso no pase?, vamos a cambiar los pensamiento negativos por los positivos. Es decir, “Voy a aprobar ese examen de matemáticas”. Probablemente sólo por esa actitud ya tengas el 70% de aprobado y el otro 30% restante por supuesto, estudiando.

Esto pasa con normalidad hablando en el mundo canino. Y es que ¿cuántas veces habremos visto un cachorro de perro “potencialmente peligroso” con bozal y metido en el recinto separado de un parque de perros?. Con esto me quiero referir en que si creemos que nuestro perro será peligroso, lo será.  Y no será peligroso por culpa del perro, que aún es un cachorro, lo será por culpa nuestra.

Si cada vez que veo a un perro, le tiro de la correa corta, no lo dejo comunicarse, ni oler…¿Cuánto tiempo creéis que ese perro va a relacionar que el mundo es peligroso?

Creéis que si ese cachorro tiene una vida normal, relacionándose con otros perros, aprendiendo las reglas de la comunicación por sí solos, sin miedos… será peligroso?

Como en el caso del exámen, creo que un 90% de probabilidades será un perro normal y equilibrado. Partíamos de cero, si no lo dejo socializar, si lo separo de los demás a través de una barrera, si le pongo un bozal, si lo llevo con correa corta sin posibilidad de descubrir el mundo, sin posibilidad de comunicarse…claro que no será un perro equilibrado, pero por culpa de nosotros.

Con esto quiero traeros la idea de que nosotros somos la principal ayuda para nuestro perro o el principal problema.

Mi intención con este post es hacer comprender a las personas que todo depende del entorno en el que vivimos, si cambiamos ese entorno, todo cambia.

Y que por supuesto no existen perros peligrosos. Existen perros con problemas por no saber comprenderlos y enseñarles las habilidades para ser un perro equilibrado.

Porque como siempre decimos, un buen perro no es un perro obediente. Un buen perro es un perro feliz.

#Porunaeducaciónbasadaenelamor

ICANPET

Tus pasos serán sus huellas

Email: tuspasosseransushuellas@gmail.com

¿Cómo debemos hablarle a nuestros perros?

La comunicación es parte importante de nuestra relación con nuestro perro. Uno de los elementos que interviene, como podemos imaginar, es la voz.

La voz aunque no lo creamos ayuda o perjudica en gran parte a la comprensión entre ambos.

Deberíamos tener en cuenta el Volumen (alto o bajo), el tono (grave o agudo) y las inflexiones, entonaciones, pausas y demás que podamos utilizar.

El estado de ánimo también tiene parte de importancia en nuestra comunicación oral, ya que no es lo mismo nuestra forma de hablar al estar feliz que al estar cabizbajo, ¿verdad?

Es muy frecuente encontrar a personas que gritan al perro al decirles una señal, y tal vez le estamos asustando más que decirle una señal. No deberíamos gritarles, ya que no debe ser una imposición. Ellos deben de realizar el comportamiento que esté bajo señal porque quieran hacerlo, no porque se les imponga. Os prometo que no fallarán en agradaros si se ha aprendido de forma divertida y positiva. De hecho nunca debe existir el error, siempre el éxito.

Tanto las señales como las felicitaciones deberían de realizarse con tono agudo y volumen bajo. Debe ser una invitación a hacer el comportamiento bajo señal. Por supuesto, hablarles de forma calmada para evitar una posible excitación.

Ellos nos escuchan mejor ante una frecuencia alta (grave) o una baja (aguda). La grave no nos valdría porque este tono les provocaría miedo más que agrado. El tono agudo, que por supuesto nos quedamos con éste, nos sirve para invitarlos a hacer algo “por favor”.

La ausencia de ruido también es importante dentro de esta comunicación. Es importante hablar sólo en las ocasiones que hagan falta, con un buen “Timing”. No nos sirve de nada estar continuamente hablando en una sesión de entrenamiento porque… ¿Qué palabra es la señal?¿Me felicitas o qué me estás diciendo?. Hay más probabilidad de error.

¿Por qué no cambiamos el hablarles sólo cuando hacen las cosas mal por felicitarles cuando hacen las cosas bien?. Imagina que eres cocinero y sólo te hablan cuando te equivocas para decirte lo mal que lo has hecho. Te aseguraría que dejarías de ser cocinero. En cambio si te felicitan cuando haces las cosas bien, seguramente te motivarás más y cada vez serás mejor.

En este post solo pido que nos pongamos en el lugar del otro y que por supuesto pidamos las cosas ” por favor”.

Recuerda, Tus pasos serán sus huellas.

Icanpet

Tuspasosseransushuellas@gmail.com