¿Cómo debemos hablarle a nuestros perros?

La comunicación es parte importante de nuestra relación con nuestro perro. Uno de los elementos que interviene, como podemos imaginar, es la voz.

La voz aunque no lo creamos ayuda o perjudica en gran parte a la comprensión entre ambos.

Deberíamos tener en cuenta el Volumen (alto o bajo), el tono (grave o agudo) y las inflexiones, entonaciones, pausas y demás que podamos utilizar.

El estado de ánimo también tiene parte de importancia en nuestra comunicación oral, ya que no es lo mismo nuestra forma de hablar al estar feliz que al estar cabizbajo, ¿verdad?

Es muy frecuente encontrar a personas que gritan al perro al decirles una señal, y tal vez le estamos asustando más que decirle una señal. No deberíamos gritarles, ya que no debe ser una imposición. Ellos deben de realizar el comportamiento que esté bajo señal porque quieran hacerlo, no porque se les imponga. Os prometo que no fallarán en agradaros si se ha aprendido de forma divertida y positiva. De hecho nunca debe existir el error, siempre el éxito.

Tanto las señales como las felicitaciones deberían de realizarse con tono agudo y volumen bajo. Debe ser una invitación a hacer el comportamiento bajo señal. Por supuesto, hablarles de forma calmada para evitar una posible excitación.

Ellos nos escuchan mejor ante una frecuencia alta (grave) o una baja (aguda). La grave no nos valdría porque este tono les provocaría miedo más que agrado. El tono agudo, que por supuesto nos quedamos con éste, nos sirve para invitarlos a hacer algo “por favor”.

La ausencia de ruido también es importante dentro de esta comunicación. Es importante hablar sólo en las ocasiones que hagan falta, con un buen “Timing”. No nos sirve de nada estar continuamente hablando en una sesión de entrenamiento porque… ¿Qué palabra es la señal?¿Me felicitas o qué me estás diciendo?. Hay más probabilidad de error.

¿Por qué no cambiamos el hablarles sólo cuando hacen las cosas mal por felicitarles cuando hacen las cosas bien?. Imagina que eres cocinero y sólo te hablan cuando te equivocas para decirte lo mal que lo has hecho. Te aseguraría que dejarías de ser cocinero. En cambio si te felicitan cuando haces las cosas bien, seguramente te motivarás más y cada vez serás mejor.

En este post solo pido que nos pongamos en el lugar del otro y que por supuesto pidamos las cosas ” por favor”.

Recuerda, Tus pasos serán sus huellas.

Icanpet

Tuspasosseransushuellas@gmail.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s