NUESTRA CANINOSOFÍA

Nuestra “Caninosofía” no es otra cosa que nuestra filosofía de trabajo, basada en el respeto y en la confianza.

Si bien es cierto que hay muchas formas de entrenar, modificar o redirigir una conducta, son tantas como entrenadores existen, y cada una de ellas tiene sus pros y sus contras.

La confianza es la base de toda educación, y por ello, utilizamos el adiestramiento basado en el refuerzo positivo. Este tipo de adiestramiento da lugar a un gran vínculo con el cuidador, una gran motivación para ambos y por ello, una gran capacidad de aprendizaje sin uso de técnicas aversivas, simplemente conociendo al animal y haciendo que disfrute con nosotros.

Trabajar en positivo es simplemente ser responsable, respetar, adaptarse, no forzar el proceso y bajo ningún concepto, utilizar el castigo o la presión.

Adiestrar o educar es como una conversación. Nuestros amigos perrunos están continuamente observándonos, para intentar comunicarse con nosotros lo mejor posible y poder satisfacernos en todo momento, y por eso lanzamos esta pregunta:

¿Cuánto tiempo le dedicamos a ellos en intentar comprender su forma de expresarse, su lenguaje o su forma de actuar en algunos momentos?

Por ello y por mucho más, creemos que se merecen el mejor trato posible, merecen el mayor respeto de los respetos y que se les enseñe y eduque de forma divertida, minimizando el número de fallos en lo que hacen, y dedicando la cuarta parte del tiempo a intentar entenderlos y comprender su perspectiva.

I Can Pet ha surgido para ayudar a las personas a entender y comprender a sus amigos cánidos, a enseñarles una nueva manera de relacionarse con ellos, a nuestro parecer más positiva, basada en el respeto y la confianza.